Si los clientes no llegan o tu web genera poco tráfico, ten por seguro que el problema está en cómo comunicas tus producto o servicio. Porque aunque sepas escribir ¿cómo hacerlo hablándole, específicamente, a ese cliente que te interesa? Necesitas lanzar un mensaje directo que atrape, que sea claro y que te permita conseguir aumentar las ventas o generar más visitas.

Para ello, necesitas 3 herramientas fundamentales: tiempo, creatividad y frecuencia. Soy consciente de que esos minutos que el reloj marca son muy valiosos y, por eso, estoy aquí para ayudarte a resolver el problema.