No a todo el mundo le gustará tu forma de escribir

Quiero que escribas esto en alguna parte visible de tu escritorio para que lo tengas siempre presente. Te comprendo perfectamente. Tienes clientes a los que les encanta la manera en la que comunicas, cómo desarrollas los artículos. Sin embargo, solo hace falta que llegue ese cliente que te pone “peros” o que te hace notar que no escribes bien para que toda tu confianza en ti mismo desaparezca.

Me gustaría que fueras consciente de una cosa. Al igual que no todos tenemos el mismo concepto de belleza, ni nos gustan las mismas combinaciones de prendas, lo mismo ocurre con escribir. El hecho de que un posible cliente no se vuelva a poner en contacto contigo, te diga directamente que ha tenido que hacer él mismo cambios en tu artículo o no cese en corregirte, no significa que escribas mal. Simplemente, a esa persona no le gusta tu manera de escribir y, ¿sabes qué?, no pasa nada.

La profesora de la universidad

Me gustaría contarte una historia personal. Sucedió durante mis años de universidad. Yo estudié filología hispánica y gallega (Grado de estudios en gallego y español) y en el tercer curso tenía una asignatura que se llamaba “Literatura Hispanoamericana”. Pues bien, no lograba superarla, de hecho, no dejaba de ir a las recuperaciones. ¿Era porque no estudiaba? ¡Qué va! Era porque a la profesora no le gustaba cómo escribía.

Recuerdo mi primera tutoría con ella para ver qué había sucedido en el examen. Me dijo, de manera clara, que el examen estaba muy bien, sin embargo, la razón de mi suspenso estaba en cómo yo había expuesto la ideas. Al parecer, no le agradaba que hubiese hecho una breve introducción al principio, ella prefería que lo que yo comentaba en ella estuviese estructurado de otra forma.

No dejaba de decirme “yo lo hubiera puesto así”, mientras yo no daba crédito. No me parecía una razón de peso para suspenderme, de hecho, ¡estaba criticando mi forma de escribir! No había faltas de ortografía, el examen estaba ordenado y el estilo era perfecto. Tras haber leído innumerables libros, estudiado a tantos autores y analizado tantos textos, no comprendía cómo alguien podía intentar que yo cambiase mi manera de escribir.

Mi forma de escribir es personal y única

Tras ir a múltiples recuperaciones sin cambiar, ni un ápice, mi forma de escribir, al final aprobé la asignatura con un suficiente. No obstante, me di cuenta de algo. Mi escritura era mía. Al igual que cada escritor tiene su propia forma de crear sus novelas o poesías, lo mismo me sucede a mí. Intentar cambiar mi manera de escribir, implicaría que mis textos perdiesen su personalidad. Y no, no estaba ni estoy dispuesta a que eso suceda.

Es cierto que puedo cambiar la manera en la que redacto un texto. Puedo adaptarlo a los requisitos SEO, puedo escribir una noticia en un periódico diferente a un artículo de un blog personal. Pero la exposición, las palabras que yo escojo, las expresiones, serán diferentes a las de otra persona que se dedique a mi misma profesión.

Durante los 5 años que llevo dedicada a la redacción profesional me he encontrado con clientes que me decían que escribía bien y, otros, que escribía mal. Estos últimos hicieron que, muchas veces, me plantease si había escogido bien a qué me quería dedicar. Dudé de mis capacidades, de mis habilidades, sentí que era menos que otros compañeros. Pero recordé lo tenaz que fui en mi tercer curso de universidad.

Así que, si no cometes faltas de ortografía y lo que escribes está bien estructurado, y lo más importante se entiende, no pienses que escribes mal. Hay muchos clientes contentos con tu manera de desarrollar los textos. Así que, no dudes de tus capacidades por uno o dos a los que no les convence lo que plasmas sobre el papel. Tal vez sean como mi profesora de universidad, lo que quiere decir que pondrán a prueba la confianza y seguridad que tienes en ti mismo y en lo que haces. No dejes que sus palabras frenen las que tú plasmas sobre el papel. Son tuyas, es tu trabajo y lo haces muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s