Tengo que entregar un artículo a las 12:00 y son las 10:00. ¡Mierda! No he puesto la lavadora… Allá voy y, de paso, me tropiezo con una cantidad de ropa que aún estaba sin doblar. La pongo en su sitio. Con todo esto, ya son y media… Me siento dispuesta a trabajar. A los 5 minutos llaman a la puerta. Es un vecino que viene a preguntar sobre la reunión que la comunidad tuvo ayer. Trabajar desde casa no es un camino de rosas.

Cómo organizarnos al trabajar desde casa

Trabajar desde casa tiene muchas partes positivas. Sin embargo, las distracciones y la procrastinación son dos elementos con los que los freelance tenemos que lidiar. Por ese motivo, organizarnos adecuadamente es muy importante.

El espacio de trabajo

Muchas veces, no tenemos en casa un espacio de trabajo. Tal vez, cojamos el ordenador y nos pongamos a redactar un artículo desde el sofá o analicemos las estadísticas de las redes sociales desde el móvil mientras estamos en la cocina desayunando.

Esto es una ventaja. Allá donde estemos podemos trabajar. Sin embargo, es posible que no seamos todo lo productivos que debiéramos. Por eso, es importante tener un pequeño despacho o una zona en casa que sea para trabajar.

mujer-freelance-atendiendo-llamada

Establecer un horario laboral

Al igual que en un trabajo, debemos tener un horario. Aunque este es más flexible, es importante que analicemos aquellas horas en las que trabajamos mejor para poder aprovecharlas al máximo.

Además, es importante que también escojamos nuestro horario cuando sepamos que hay menos posibilidades de que seamos interrumpidos. Por ejemplo, si tenemos hijos, es indispensable que nuestro horario laboral lo dispongamos cuando ellos estén en el colegio o en alguna actividad extraescolar.

Escoge una técnica para trabajar que te funcione

Al trabajar desde casa, contamos con diferentes técnicas que nos pueden ayudar a mantener la concentración para, después, disfrutar de un breve descanso. Igualmente, hay otras que nos ayudan a diferenciar aquellas tareas que son importantes de las urgentes o las que podemos delegar. Algunas opciones son:

  • La técnica pomodoro.
  • La matriz de Eisenhower.
  • Hacer uso de planificadores o agendas.
  • Utilizar Trello u otras aplicaciones.

Recuerda siempre por qué lo haces

Muchas veces, es posible que te desmotives y que, a pesar de que te sientes para trabajar, las tareas se vayan acumulando. Cuando esto ocurra, recuerda por qué has escogido este trabajo, hacia dónde quieres dirigirte y todos aquellos aspectos positivos de los cuales disfrutas por tener ese trabajo.

demotivacion-freelance

Es mejor que todo esto lo apuntes en una libreta para que puedas recurrir a ella cuando lo necesites y, por si acaso, se te olvida el motivo por el que empezaste en esto. En algunas ocasiones, prueba a trabajar en una cafetería o biblioteca, inicia un proyecto con el que puedas trabajar con alguien más para no sentir esa soledad que, a veces, afecta a los freelance y, sobre todo, disfruta de la vida. No todo el mundo puede trabajar desde casa. Los que no lo hacen, lo ven como un lujo. No obstante, como hemos podido comprobar no es oro todo lo que reluce.

Si eres un freelance puedes dejar en comentarios qué es lo que te ha costado más de este trabajo, si crees que es más “cómodo” trabajar por cuenta ajena o cualquier otra cosa que se te ocurra. ¡Gracias por leerme!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s