Clientes tóxicos

En esta tercera entrada de mi blog me gustaría tratar el tema de los clientes tóxicos. En el mundo de la redacción y de la gestión de las redes sociales, muchas veces, como profesionales tenemos que lidiar con clientes que no valoran el trabajo que realizamos. Lo infravaloran y esto nos causa una gran frustración.

Sin embargo, esto no es tan grave como tener clientes tóxicos que nos hacen perder el tiempo o que terminan no pagándonos por nuestro trabajo. A lo largo de este artículo todo lo que voy a mencionar lo cuento desde mi propia experiencia personal. Quizás, más de uno se sienta identificado.

El perfil de estos clientes

Es necesario estar muy alerta ante los clientes tóxicos para no involucrarnos demasiado con ellos y terminar saliendo perjudicados. Por ello, vamos a ver algunas características (desde mi punto de vista y experiencia) que tienen este perfil de clientes:

  • Nunca están contentos con el resultado: por más que reescribes un artículo, por ejemplo, siempre tienen algo que decir, ¡no lo escribes cómo ellos quieren!
  • Infravaloran tus habilidades: a pesar de que quieran que trabajes para ellos te dan indicaciones sobre cómo hacer tu trabajo dando a entender que saben más que tú.
  • Te comparan con otros profesionales: no dejan de repetirte que la community manager que tuvieron antes, por ejemplo, era muy buena.
  • No te pagan: a pesar de que, incluso, puedan decirte que te van a pagar más por las veces que has tenido que reescribir un artículo o diseñar una imagen para las redes sociales el dinero nunca aparece en tu cuenta.
  • Desaparecen: esto sucede cuando tienen que pagarte y tras varios correos electrónicos insistiendo estos clientes dejan de responderte y hacen “ghosting”.

En muchas de estas situaciones puede que pensemos: “si tanto saben que lo hagan ellos mismos”. Si esta frase nos pasa por la mente con algún cliente debemos tener cuidado. Probablemente, sea tóxico.

El tiempo es valioso

En ocasiones, he aguantado con diferentes clientes tóxicos por la oportunidad que me estaban brindando. Esto sucedió, sobre todo, al principio cuando apenas tenía experiencia. En la actualidad, considero mi tiempo algo valioso, por eso, he aprendido a estar alerta para no caer en la trampa de este tipo de clientes.

Seguramente, aunque no te dediques a la redacción o a la gestión de redes, como diseñador, maquetador o programador (entre otras profesiones) también te has encontrado con algún cliente que podrías denominar como “tóxico”.

Si es así, ¿qué añadirías al perfil de cliente tóxico que he descrito? y ¿qué experiencias te han marcado con este tipo de clientes? Pero, sobre todo, ¿qué has aprendido?

Nota: la palabra “cliente tóxico” la escuché por primera vez de la boca de la excepcional profesional Sara de Federico pues, hasta el momento, jamás se me había ocurrido definirlos así.

 

2 respuestas a “Clientes tóxicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s